Siempre polémica Amy…


Cuesta todavía escuchar a Amy Winehouse, tras su trágica desaparición el pasado mes de julio. Tan sólo seis meses después, ve la luz el próximo 5 de diciembre, su póstumo trabajo que llevará por título ‘Lioness: Hidden Treasures’.

Aparentemente, el disco ha sido el resultado del esfuerzo de los productores de los antiguos trabajos de Amy, Mark Ronson y Salaam Remi, junto con sus padres y su casa de discos, Island Records. Curioso que sea la propia Island Records la que participe en este proyecto, cuando hace tan sólo dos años, a la vuelta del retiro que Winehouse se tomó en una isla caribeña, no quisieron publicar su nuevo trabajo por el contexto reggae que contenían sus canciones. Me extrañaría si Amy hubiera compuesto reggae en San Petersburgo pero si sumamos que trabajó en una idílica isla, y que su discográfica Island Records, es la casa que se creó a raíz del éxito de Bob Marley y demás compadrería rastafari, la cosa por lo menos, resulta misteriosa. Otra tema es que con Winehouse viva, se podrían permitir el lujo de seguir explotando su estilo más soul y seguir por tanto, haciendo millones en caja rechazando su nuevo material, pero claro, la cosa cambia con Amy muerta.

La primera canción que se ha filtrado en Internet, ‘Like Smoke’, es una colaboración que Amy grabó en 2008 junto al rapero Nas, y que descartaron para su disco Back to Black. De hecho el estilo es asombrosamente parecido. Se nota el trabajo de Ronson en la canción. Otra de las canciones que incluyen el álbum, es la que Amy grabó junto al gran Tony Bennet, titulada ‘Body and Soul’, y que habla sobre su tormentosa relación con su exmarido y que grabó tan sólo un mes antes de fallecer. El resto del disco lo componen algunas versiones de sus grandes éxitos, que la inglesa grabó de diferente maneras e incluso dos o tres temas de los que compuso cuando se encontró en su exilio voluntario caribeño, y que descartaron editarlas en su día.

Ronson y Remi han reconocido que los beneficios que generen con este disco los destinarán a la Fundación Amy Winehouse, aunque habrá que ver si hacen lo mismo los de la disquera, cosa que sorprendería a más de uno y dudo que llegue a ocurrir. De momento, lo que sí se sabe es que no ha sido nada fácil ponerse de acuerdo para dar luz verde a este trabajo. Tanto la familia como la discográfica, tenían un interés muy especial en sacar cuanto antes este trabajo, no así tanto los productores, quienes no ven en la prisa, los números que parecen haber calculado ya las otras partes interesadas.

Es increíble ver como este disco tan sólo significaría el tercer lanzamiento de Winehouse, que con tan sólo dos trabajos publicados se haya convertido en una estrella del tamaño que lo ha hecho la británica. Y es que además del talento desbordado que se le caía por sus flaquísimas caderas, Amy representó la actitud del dedo levantado que iba acelerando más y más deprisa, como si de una carrera de velocidad tratara nuestra presencia por este mundo. Y sin caer en el error del mediocre, Amy siempre tuvo los huevos de no dejarse vender por nada ni nadie, y aunque su modo de vida no fuera el ejemplo deseado ni inteligente de vivir, Amy nos regaló tanto, en tan poco tiempo, que se ha ganado de largo, el apodo de la bruja del soul.

A pesar del tremendo vacío que dejó Winehouse al fallecer, todo un abanico de cantantes han surgido tras la estela de su mágica interpretación. Su más digna sucesora es Dionne Broomfield, a la cuál la propia Winehouse amadrinó musicalmente cuando la vio por primera vez e incluso llegó a cantarle los coros y a proporcionarle banda para la grabación de Mama Said, una versión que la joven Broomfield enseña la pasta de la que está hecha. Y es que con una madrina como Amy, algo bueno se le tuvo que pegar. Por cierto, Broomfield odia la droga porque la considera la culpable de la muerte de Winehouse. Razón no le falta..

Amy Winehouse falleció el pasado 23 de julio, por un consumo elevado de alcohol. A pesar de haber jugado de manera infantil constantemente con su salud, Winehouse representa el último caso del genio sobrado y difícil de dominar. Fueron numerosos sus escándalos, juergas y más de una foto indiscreta que demostraba sus más que salvajes fiestas. Aún así, el rock ´n roll no se fundó en un convento, y a pesar que no sea un modo de vida recomendable, no podemos negar la predilección que muchos grandes músicos, sienten por las sustancias prohibidas.

Alfonso Hornedo

1 vista
 
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 A. J. Ussía